¿Por qué Bamboo?


El Bambú es símbolo de longevidad desde tiempos milenarios en la filosofía china. Esto se debe a sus propiedades de resistencia y velocidad de recuperación.

El Bambú es conocido como la “hierba de acero”. Supera a la madera en durabilidad, dureza, y aspecto, careciendo sin embargo de resina u ácidos tánicos. Sus fibras tienen una resistencia a tracción de hasta 40 kp/mm2. (La madera tiene 5 kp/mm2 y el acero de construcción 37 kp/mm2). La extraordinaria densidad de su estructura celular le hace superar en estabilidad y resistencia al roble.

En los primeros 4 a 7 años de vida, el Bambú no brota, esto es porque está fortaleciendo sus raíces; llegando a crecer hacia abajo hasta 4 metros. Haciendo un paralelo: ¿Estará preparándose durante el curso de su vida para una longevidad exitosa? ¿Nos estará recordando que no por ir muy rápido al inicio se alcanza el éxito y que la paciencia y la preparación para el futuro son claves en el camino de la vida?

Una vez que sale de la tierra, el bambú desarrolla muy rápido llegando algunas variedades a crecer 32 metros en un mes. Por esta velocidad de crecimiento el uso del bambú como material de construcción y acabados de una vivienda la hace saludable al ambiente (ecológico).

Debido a su flexibilidad y velocidad de crecimiento, tiene una gran capacidad de recuperarse o defenderse frente un evento estresor. Ante el azote de una tormenta, el bambú se adapta, resiste más si está agrupado, mientras otras plantas inclusive más jóvenes y rígidas son arrancadas de raíz. ¿Se podría hacer analogía con la capacidad de las redes sociales para determinar un envejecimiento activo en los adultos mayores que siguen participando de éstas?

En geriatría el tema de la fragilidad ha sido probablemente el de mayor impacto en los últimos años. El envejecimiento es un proceso por el cual se va perdiendo la capacidad de adaptarse a cambios internos y externos. Cuando un adulto mayor tiene muy reducida su capacidad de adaptación a eventos estresores (es más vulnerable) la medicina geriátrica lo califica como frágil y está en camino a la discapacidad, caídas recurrentes, peor salud, más hospitalizaciones; es decir un peor envejecimiento.

Aunque aún requiere mayor investigación se ha postulado que el extracto de hojas de bambú es una fuente rica de compuestos, incluyendo flavonas, ácido fenolico, lactona, aminoácidos, y algunos microelementos como el sílice. En estas sustancias se investigan efectos como protección de los vasos sanguíneos, mejora del tejido conectivo, hígado, calidad del sueño y la protección contra cáncer.

En BAMBOO queremos transmitir una filosofía de salud a través de la prevención y mejora de la capacidad de las personas de recuperarse luego de los eventos adversos, mediante el intercambio conocimientos, habilidades científicas, actitudes saludables y una visión positiva del envejecimiento.